CONCURSO. SEGUNDO PREMIO

– CONSTRUIDO –

Burgos  [2013 – 2016]

La construcción de las red ferroviaria y la estación de Viajeros por parte de la Compañía de Ferrocarriles del Norte, a principios del siglo XX, fue un hecho relevante para la ciudad de Burgos por la importancia del equipamiento y la trascendencia en la ordenación de la ciudad, importancia, que por otro lado, se fue perdiendo con el paso de los años hasta alcanzar una situación de total abandono.

El proyecto tiene como objeto la rehabilitación del edificio de la Antigua Estación de Ferrocarril, para albergar usos dotacionales de recreo y ocio destinados fundamentalmente al público infantil y juvenil. La intervención se extiende, por un lado, a la plaza de la Estación –antiguo Patio de Viajeros- peatonalizando dicho espacio y transformándolo en un espacio de relación y, por otro, al ámbito que ocupaban las vías del tren, transformado ahora en bulevar.

Para contextualizar e integrar el edificio en el bulevar se construye una pérgola que se adapta a las trazas de éste al tiempo que hace de transición entre la escala de la edificación y el espacio libre ajardinado -y que recupera el recuerdo de la gran marquesina desaparecida de hierro y vidrio que protegía las vías y los andenes-. Esta pérgola, además de servir de apoyo al espacio de cafetería, diluye el límite del edificio prolongándose hacia la zona arbolada del oeste.

La intervención planteada en el Edificio de Viajeros busca recuperar la esencia del mismo, adaptando la construcción al nuevo uso previsto reinterpretando en profundidad la concepción espacial del conjunto, así como la relación física y visual entre las partes que lo caracterizan como pieza arquitectónica.

El edificio se estructura a partir de un eje lineal y se divide en las distintas áreas solicitadas en el programa. En el ala este, la zona infantil; en el ala oeste el espacio de restauración; en el espacio de acceso, al nivel de la antigua entreplanta, la administración; en la primera planta, el área juvenil, uniendo las tres torres por medio de pasarelas con sendas escaleras en los extremos.

En el cuerpo central se construye el núcleo de comunicaciones verticales y servicios, permitiendo el uso parcial de las distintas áreas del edificio sin necesidad de duplicar los elementos de comunicación o aseos, a la vez que posibilita la concentración de las instalaciones.

En el acceso al edificio desde el Patio de Viajeros se recupera el espacio original con la disposición de sendas marquesinas que penetran en el interior del mismo, haciendo las veces de cortavientos. Esta operación define el acceso y la geometría original reinterpretando dicho elemento.

En el interior se seccionan los muros de carga en la planta baja para conseguir un espacio fluido y continuidad visual entre los distintos cuerpos. Al mismo tiempo, se elimina completamente el forjado de la entreplanta, ejecutado con poca fortuna a mediados del siglo XX, fragmentando la altura original de la planta baja. Esta cota se recupera únicamente de forma parcial en el acceso, tras cruzar un umbral con la altura original de la Estación, con lo que se consigue una compresión del espacio previa al acceso a los cuerpos laterales.

Para soportar los nuevos forjados y las cubiertas de las naves se generan unos pórticos estructurales cuyo ritmo viene pautado por los macizos de los muros. Los espacios superiores de las torres se comunican mediante pasarelas que apoyan en los muros de carga de éstas y cuelgan de los pórticos de la estructura de las cubiertas de los cruceros, al tiempo que en las torres se descubre la estructura original de cubierta que estaba oculta. Se sustituye la totalidad de las cubiertas recuperando las pendientes originales y las tejas cerámicas negras.

Se eliminan la totalidad de los revestimientos interiores existentes, dejando al descubierto las fábricas, tanto de piedra como de ladrillo. Esta operación, necesaria para la rehabilitación de los muros, permite diferenciar claramente las partes existentes del edificio de las nuevas.

Las distintas operaciones que se realizan en el edificio (estructura, instalaciones, disposición de nuevos elementos) tienen, entre otras, la función de posibilitar espacios y compartimentaciones flexibles, capaces de evolucionar en el tiempo de forma sencilla.

EST_PATIO_1920

Fotografía de la Estación de Ferrocarril de Burgos en el año 1920. (Fotografía: Archivo Municipal de Burgos)

EST_MARQ

Fotografía de la marquesina de acero y vidrio antes de ser eliminada en los años cincuenta.

(Fotografía: Archivo Municipal de Burgos)

EST_EA_PL EST_EA_ST EST_EA_SLEST_EA_EXT EST_EA_INT01 EST_EA_INT02Estado previo a la intervención.

EST_36

EST_35

EST_40

EST_41

EST_32

EST_31

EST_30

EST_01

EST_02

EST_04

EST_06

EST_12

EST_16

EST_19

EST_21

EST_27

EST_18

EST_25

EST_P00 EST_P01 EST_P02 EST_S01 EST_S02 EST_S03 EST_S04 EST_A01

CRÉDITOS:

PROMOTOR
Ayuntamiento de Burgos

ARQUITECTOS
Mª Dolores Contell – Juan Miguel Martínez

ESTRUCTURA
Francisco Javier Cases Beltrán

ARQUITECTO TÉCNICO
Vicente Sevila Pastor
José Ignació Maté Barbero (colaboración D.E.)

INSTALACIONES
Leing, S.L.

SUPERFICIE
Edficio Antigua Estación 2.347,46 m²
Pérgola exterior 226,94 m²
Urbanización 4.853,00 m²

PRESUPUESTO
2.181.388,38 € (PEM)

IMÁGENES 3d
infografXL

FOTOGRAFÍAS
Mariela Apollonio

 

PUBLICACIONES:

TC Cuadernos nº 113 – Concursos de arquitectura (pp. 98-103)

Conarquitectura nº 63 – arquitectura con arcilla cocida (pp. 42-48)